Camisa blanca kiids

39,90 €
Talla:

Elige tu talla ¿Cúal es mi talla?
3 pagos sin intereses de 13,30 € con

 Camisa blanca de niño con botones en el cuello, de manga larga y puños con botón. Perfecta para un look preppy chic o para las ocasiones especiales, dependiendo de cómo la combines.

Esta prenda no es virgen. Proviene de materiales reciclados y está destinada a ser reciclada de nuevo cuando termines de usarla.

Ver más

Nuestra última innovación: máximo rendimiento y sostenibilidad para mejorar tu día a día.

Antimanchas

Antiarrugas

Sin manchas de sudor

Sin olores

Secado rápido

Fácil cuidado

Circular
Poliéster 100% reciclado y reciclable

Fácil cuidado
  • Lavar en frío hasta 40ºC con colores similares
  • No usar lejía ni lavar en seco
Envíos
Envíos gratis en pedidos superiores a 50€ en la península. Consulta aquí como funcionan los envíos en Baleares y el extranjero.

Cambios
Cambios son gratuitos en la península para que puedas probar la talla en casa con total comodidad.


Devoluciones
Las devoluciones son gratis en la península: tienes 15 días para hacerlo. Aquí te contamos como.
Garantía
Esta prenda tiene 3 años de garantía. Consulta aquí las condiciones.

No te compliques
Lavar, colgar y listo. Puedes planchar a baja temperatura y usar secadora, pero basta con colgar en una percha al aire después del lavado o el uso para no tener que planchar

Material Circular
Poliéster 100% reciclado y reciclable

Fácil cuidado
  • Lavar en frío hasta 40ºC con colores similares
  • No usar lejía / No lavar en seco
  • Recomendamos centrifugados suaves (600-800) para un óptimo rendimiento
  • Recomendamos usar secadora o plancha cada 5/10 lavados para reactivar el antimanchas.

Camisa blanca kiids

39,90 €
Color:

Quizás también te guste

La colección más divertida para los niños

Y la más esperada por los padres


Una preocupación menos

Los líquidos resbalan por el tejido sin dejar rastro, para que los niños puedan disfrutar de ser niños, sin que su ropa tenga que sufrirlo.

Fácil cuidado

Lavar, colgar y listo. Olvídate de la plancha y dedica tiempo a lo que realmente importa.