ENVÍOS, CAMBIOS Y DEVOLUCIONES GRATIS

La sostenibilidad está de moda pero la moda no siempre es sostenible

Cada vez nos concienciamos más sobre el impacto de los plásticos de un sólo uso, escogemos los medios de transporte más limpios y por supuesto reciclamos, pero pocos reparan en el impacto de la ropa que usamos a diario simplemente porque no somos conscientes de lo que contaminan nuestras prendas.

 

¿Sabías que se gastan 10.000 litros de agua de promedio mundial para fabricar un par de pantalones vaqueros? Nosotros usamos la técnica de impresión digital para conseguir el efecto denim en esta camisa, con un gasto de 0 litros de agua en el proceso de impresión

Es fundamental concienciar sobre el impacto de la moda en el planeta ya que el consumismo desenfrenado ha acelerado el ritmo de la industria de la moda convirtiéndola en una de las industrias más contaminantes del mundo. Hemos pasado de 2 temporadas (primavera-verano y otoño-invierno) a 52 colecciones al año, potenciando la fiebre del consumo en moda, también conocido como fast fashion.

El consumo de la ropa ha aumentado un 60% y el uso que le damos a las prendas se ha reducido a la mitad en 5 años. La producción textil se ha doblado a nivel global desde el año 2000. Según la OCU cada español se desprende al año de siete kilos de ropa usada, que suponen 300.000 toneladas anuales de residuos textiles de uso doméstico en España.

En Sepiia apostamos por tender un puente entre funcionalidad y diseño: creamos prendas duraderas, tecnológicas y de calidad con un diseño atemporal para que te siga gustando durante años. Además gracias a la tecnología que aplicamos en el tejido, nuestras prendas no necesitan tantos cuidados: las nano-partículas de plata  hacen que la prenda neutralice el olor corporal y el acabado antimanchas hace que no se ensucien tanto, reduciendo el agua y detergentes necesarios para su cuidado. Tampoco necesita plancha, uno de los electrodomésticos que más consume del hogar.

Una prenda que uses 5 veces o menos y la tires a los 35 días, produce 400% emisiones de carbono más que una prenda Sepiia, que puedas usar 50 veces en un año sin perder su calidad y propiedades.

Otra consecuencia del ritmo acelerado de la industria de la moda es que los proveedores se ven sometidos a numerosas presiones para fabricar y entregar las prendas en muy poco tiempo, con el riesgo de sobreexplotar a los trabajadores y vulnerar sus derechos humanos. Además hay países en los que la regulación medioambiental brilla por su ausencia, y es en estos países donde se produce la mayoría de ropa a nivel global. Allí los ríos se tiñen del color que se lleve esa temporada en occidente.

Nosotros elegimos producir en España pese a que es más caro porque con los proveedores que hemos seleccionado sabemos que se van a llevar a cabo todos los procesos correctamente siguiendo la normativa medioambiental ya que España es uno de los países con la normativa más exigente. También es una forma de asegurarnos que no se van a vulnerar los derechos humanos de las personas que hacen posible nuestro producto. Además, nos ahorramos envíos internacionales reduciendo así nuestra huella de carbono. Otro de los motivos por los que elegimos producir localmente es para dar trabajo a los 14 proveedores sin los cuales no podríamos crear nuestras prendas; entre todos potenciamos el desarrollo económico de nuestro país, en el que también pagamos nuestros impuestos de forma transparente (en 2018 generamos 70.695,36€ de IVA de nuestras compras a proveedores, con certificado de huella fiscal).

 

Los productos que utilizamos no contienen químicos tóxicos y son libres de PFOAs y PFOSs para aseguramos de que las prendas sean seguras para ti y para el medio ambiente. No utilizamos microfibras cortadas que puedan fraccionarse y escapar del filtro de tu lavadora para acabar en el mar; seleccionamos fibras de alta calidad para cuidar del medio ambiente durante la fabricación de nuestros productos y durante el uso de los mismos.

Porque, de hecho, cuando más contamina una prenda es durante su uso, cada vez que la lavamos, secamos y planchamos. Por eso, al reducir los ciclos de lavado y cuidados de la prenda, también reducimos su huella de carbono.

 

Es un hecho: todos nos vestimos. Está en nuestra mano hacerlo pensando en el impacto que tiene nuestra ropa en el planeta. En Sepiia ofrecemos una alternativa para vestir a diario prendas duraderas, cómodas y sostenibles de las que puedas sentirte orgulloso.

La sostenibilidad está de moda pero la moda no siempre es sostenible

Cada vez nos concienciamos más sobre el impacto de los plásticos de un sólo uso, escogemos los medios de transporte más limpios y por supuesto reciclamos, pero pocos reparan en el impacto de la ropa que usamos a diario; simplemente porque no somos conscientes de lo que contaminan nuestras prendas.

 

¿Sabías que se gastan 10.000 litros de agua de promedio mundial para teñir un par de pantalones vaqueros? Nosotros usamos la técnica de impresión digital para conseguir el efecto denim en esta camisa, con un gasto de 0 litros de agua en el proceso de impresión

Es fundamental concienciar sobre el impacto de la moda en el planeta ya que el consumismo desenfrenado ha acelerado el ritmo de la industria de la moda convirtiéndola en una de las industrias más contaminantes del mundo. Hemos pasado de 2 temporadas (primavera-verano y otoño-invierno) a 52 colecciones al año, potenciando la fiebre del consumo en moda, también conocido como fast fashion.

El consumo de la ropa ha aumentado un 60% y el uso que le damos a las prendas se ha reducido a la mitad en 5 años. La producción textil se ha doblado a nivel global desde el año 2000. Según la OCU cada español se desprende al año de siete kilos de ropa usada, que suponen 300.000 toneladas anuales de residuos textiles de uso doméstico en España.

En Sepiia apostamos por tender un puente entre funcionalidad y diseño: creamos prendas duraderas, tecnológicas y de calidad con un diseño atemporal para que te siga gustando durante años. Además gracias a la tecnología que aplicamos en el tejido, nuestras prendas no necesitan tantos cuidados: las nano-partículas de plata  hacen que la prenda neutralice el olor corporal y el acabado antimanchas hace que no se ensucien tanto, reduciendo el agua y detergentes necesarios para su cuidado. Tampoco necesita plancha, uno de los electrodomésticos que más consume del hogar.

Una prenda que uses 5 veces o menos y la tires a los 35 días, produce 400% emisiones de carbono más que una prenda Sepiia, que puedas usar 50 veces en un año sin perder su calidad y propiedades.

Otra consecuencia del ritmo acelerado de la industria de la moda es que los proveedores se ven sometidos a numerosas presiones para fabricar y entregar las prendas en muy poco tiempo, con el riesgo de sobreexplotar a los trabajadores y vulnerar sus derechos humanos. Además hay países en los que la regulación medioambiental brilla por su ausencia, y es en estos países donde se produce la mayoría de ropa a nivel global. Allí los ríos se tiñen del color que se lleve esa temporada en occidente.

Nosotros elegimos producir en España pese a que es más caro porque con los proveedores que hemos seleccionado sabemos que se van a llevar a cabo todos los procesos correctamente siguiendo la normativa medioambiental ya que España es uno de los países con la normativa más exigente. También es una forma de asegurarnos que no se van a vulnerar los derechos humanos de las personas que hacen posible nuestro producto. Además, nos ahorramos envíos internacionales reduciendo así nuestra huella de carbono. Otro de los motivos por los que elegimos producir localmente es para dar trabajo a los 14 proveedores sin los cuales no podríamos crear nuestras prendas; entre todos potenciamos el desarrollo económico de nuestro país, en el que también pagamos nuestros impuestos de forma transparente (en 2018 generamos 70.695,36€ de IVA de nuestras compras a proveedores, con certificado de huella fiscal).

 

Los productos que utilizamos no contienen químicos tóxicos y son libres de PFOAs y PFOSs para aseguramos de que las prendas sean seguras para ti y para el medio ambiente. No utilizamos microfibras cortadas que puedan fraccionarse y escapar del filtro de tu lavadora para acabar en el mar; seleccionamos fibras de alta calidad para cuidar del medio ambiente durante la fabricación de nuestros productos y durante el uso de los mismos.

Porque, de hecho, cuando más contamina una prenda es durante su uso, cada vez que la lavamos, secamos y planchamos. Por eso, al reducir los ciclos de lavado y cuidados de la prenda, también reducimos su huella de carbono.

 

Es un hecho: todos nos vestimos. Está en nuestra mano hacerlo pensando en el impacto que tiene nuestra ropa en el planeta. En Sepiia ofrecemos una alternativa para vestir a diario prendas duraderas, cómodas y sostenibles de las que puedas sentirte orgulloso.

No disponible ¡Lo quiero! We will inform you when the product arrives in stock. Just leave your valid email address below.
Email We won't share your address with anybody else.